11.23.2020

Estatuas en el espacio público. El patriarcado. Capítulo VI


    Como sucede en cualquier contexto histórico, también contemporáneo, la mujer queda relegada de la realidad, en este caso, de su representación y autoría. Cómo cuando entramos en un museo, moderno o clásico, a la misoginia institucional le da igual la época o movimiento artístico, las mujeres expuestas en obras de arte están desnudas mayoritariamente y no los hombres.
    Al otro lado del pincel o cincel, la representación femenina es absolutamente ridícula, posiblemente más que en la exhibición. Las artistas que llegan a presentar su obra en museos son un porcentaje minúsculo, igual en espacios públicos. También existe la posibilidad de que hagan un monográfico, una muestra temporal o eventualmente una exhibición de temática feminista de un par semanas. Esto no complementa la carencia de información endémica, académica e histórica.
    Todo esto sucede calcado en cualquier ámbito. Las esculturas en parques, rotondas y monumentos públicos de mujeres son mínimas, para mí, la preocupación es más angustiosa cuando piensas en los escultores de estas piezas en su gran mayoría son todos hombres o puede que todos.
    Salvo en algunos conceptos, como la libertad o la inocencia, donde la narración del suceso se transformó en leyenda y termina siendo una metáfora. Es cuando se presenta la figura femenina de complexión normativa y semidesnuda.
    Dejando un poco de lado la simbología del poder, estas piezas de arte público son concebidas desde las jerarquías patriarcales predominantes de siempre: religiones y monarquías. En la actualidad mucho más por grandes movimientos económicos que se propician a finales de siglo XIX, principios del XX la industria y posteriormente con la pura especulación de estas transacciones.
    La mujer es la mitad o más de la población mundial, sociedad humana creativa y organizada pero ínfima mano de obra artística de la que podamos disfrutar. En este momento es cuando me pregunto: ¿cómo es posible? ¿dónde están? 
    En mi facultad de Bellas Artes de Granada, recuerdo que había alrededor de un 70 % del alumnado femenino, y en general hay más del 60% tituladas en carreras de Artes y humanidades en España. donde poco más del 10% son responsables de la docencia y dirigir los centros. Con esto puedes hacerte una idea somera de un problema crónico y general desde el inicio en la formación, producción artística y al final, en consecuencia, la exposición y mercado del arte.  
    De igual forma, la representación de mujeres como referencia monumental por cuestiones relevantes para la historia es poca, ridícula. Sabemos que no refleja la realidad que hemos vivido. la mujer pertenece y construye a la sociedad ¿Dónde se muestran estas identidades?

    P.D. Quisiera hacer mención a un hecho terrible, pues puede sentar precedente jurídico en España, la sanción que salió en las noticias en el momento de escribir esto, han condenado por pasear la escultura del "coño insumiso". Justo un hecho que hace referencia a la desigualdad en forma de protesta de carácter artístico.

Imagen de la 'Procesión del santísimo coño insumiso'
    !Larga vida a la "Gran Procesión del Santo Chumino Rebelde"!



Anexo:

7.16.2020

Estatuas en el espacio público. Anexo. Actualizable.




Ver esta publicación en Instagram

Que muchas de las estatuas y monumentos de figuras históricas esclavistas y racistas sigan en pie, nos hace pensar en lo mucho que queda por cambiar respecto al tema de la #memoriahistorica y la #reparacion . En el artículo de hoy de nuestro hermano @bronny.bp reflexionamos sobre cómo aún se siguen rindiendo homenaje a ciertos personajes, supuestos padres de una libertad y un progreso conseguidos a costa del #pueblonegro . Hablamos de territorios como #eeuuu , #belgica , #españa o #inglaterra, en un repaso a la historia no contada de potencias que se sustentaron bajo el #racismo y la #esclavitud y que aún hoy siguen celebrando sus atrocidades en forma de festivos nacionales o monumentos. Para leer el artículo completo, ve al link de nuestra biografía. #nadaquecelebrar #raciststatues #estatuasesclavistas #justicia #negramemoriaenespañol #reparacion #reparations #nojusticenopeace

Una publicación compartida por Revista Negrxs 🗣️ (@revista_negrxs) el

7.15.2020

Estatuas en el espacio público. El Tótem. Capítulo V

    Divagar sobre las piezas artísticas en el centro urbanístico de la sociedad moderna es siempre interesante, en su momento pensaba que sólo escribiría alguna frase sobre rotondas y el proceso de descolonización actual, pero no. Vienen a mi cabeza imágenes que conciernen al tema.
    Recuerdo que contaban en historia del arte que la escultura de Atenea amanecía sucia cada día, según algunas hipótesis de historiadores, los ciudadanos se desfogaban en nocturnidad.
    La adoración por parte de un grupúsculo de la ciudadanía a sujetos culturales con los que puedan mantener un vinculo y rendir culto de forma física a una escultura es bien antiguo. La posibilidad de lograr un vinculo emocional con la población transeúnte por parte de las instituciones que están en el cargo de forma generalmente efímera es muy tentadora. Típico el monumento de soldados desaparecidos en las sucesivas guerras mundiales en el Bruselas o rotondas de dedicadas en el sur de Bélgica a los mineros, un gesto desde los gobernantes para orientar una perspectiva, de si mismos, más empática.
    La destrucción de estatuas por motivos ideológicos como compartí en los artículos anteriores, por pertenecer a antiguos regímenes dictatoriales y obsoletos es lo opuesto a lo que presento como situación ahora. Estatuas que son destruidas por fetichismo e idolatría, forma de totemismo que necesita llevarse un pedazo de su "héroe", dejar una huella, un graffiti o bien hacerte una foto. No es nuevo el comportamiento del visitante que deja su firma con el pertinente "yo estuve aquí"
    El vandalismo surge desde ideas muy diversas: conservarlo como amuleto, una broma o simple lucro. La escultura que pierde dedos desde su instalación en Madrid o la gafas de Woody Allen son ejemplos de la interacción permanente a la que están sujetos estos elementos urbanos, prácticamente la totalidad de los monumentos griegos de bronce del periodo antiguo fueron fundidos, "reciclados" para hacer cañones, las pocas piezas que encontramos actualmente en los museos fueron encontradas en el fondo del mar a finales de siglo XX. El respeto a deidades es fugaz a largo plazo si generamos nuevas prioridades. Considerar un consenso total es irreal para el adorno de la ciudad.

La abuela rockera de Vallecas


6.28.2020

Estatuas en el espacio público. El contexto. Capítulo IV


  A colación de lo último escrito y leído sobre escultura en el espacio público, creía conveniente compartir nuevas informaciones con las que me tropecé.
    Esta semana participé, como espectador evidentemente, en una visita guiada por el centro de Bruselas donde el CMCLD (Colectivo Memoria Colonial y lucha contra las discriminaciones) explico algunos de los elementos  fundamentales de los que había divagado anteriormente pero con mayor fundamento y conocimiento, argumentando la necesidad de un discurso crítico contra el colonialismo y un cambio de paradigma.
    En Bélgica existen estos grupúsculos que de-construyen el discurso imperante de los privilegiados por el colonialismo y como siguiendo el dinero puedes encontrar las grandes compañías, bancos, iglesia y monarquía que se sustentan en la explotación de recursos humanos y naturales del Congo.
    Durante la visita guiada me preguntaba cómo sería hacer algo así en España, la necesidad absoluta de conocer la historia y cuestionar el punto de vista de los privilegiados. 
    El guía habló de los monumentos, pero también de la dimensión socio-económica que adquiere hasta nuestros tiempos y más allá de las consecuencias del genocidio en la colonización. ¿Cómo debería ser el cambio? supone una modificación de carácter monumental pero también urbanístico y arquitectónico. La sustitución de nombres de calles sería un paso pero cómo reconstituir las monarquías europeas.
    La escabechina es tan amplia que debemos recomponer cada pieza de nuestra vida y cotidianidad. Un cuestionamiento que lleve a un cambio que no sea simbólico o paternalista. 
    Después de pedir desde hace 15 años un espacio para Patrice Lumumba, ahora tiene su nombre una plaza sin monumento, en la entrada del barrio de Matonge, en el centro de Bruselas.
    En este momento existe el dilema de una dualidad ideológica en la composición de elementos representativos en la calle pero no de forma equilibrada. Sólo se atisba un proceso de transición muy básico.
    La basílica del Sagrado Corazón, el Palacio de Justicia de Bruselas, la catedral de Granada, etc. Cómo podemos hacer para descomponer su interpretación, ocupar sus propiedades y reutilizar sus espacios. Imagino que pasa por la mención de la colonización de las escuelas. 
    Podemos separa la obra del artista y diferenciar entre época y obra con contexto, construido de forma didáctica y plástica. No sé si puedo defender desde mi contexto histórico la arquitectura de Joseph Poelaert, existe un momento en el que lo considero que es arqueología y la sociedad no teme las repercusiones de una verdadera interpelación de sus símbolos, por ejemplo las pirámides. Su estudio y forma de aproximación hacia su realidad es más objetiva por distancia temporal quizá. Ningún grupo de extremistas privilegiados gracias a la jerarquía que fundó Akenatón viene a denunciar su desmantelamiento y examen. Considero que mientras exista parte de la sociedad en la actualidad que vive gracias la colonización, hace un siglo o cinco, no podemos ignorar ciertas referencias. Un lugar ficticio, utópico, donde no exista homofobia, patriarcado, racialización... se puede permitir dejar esculturas para el estudio de forma objetiva. Actualmente, un monumento de Colón señalando con el dedo en el centro de Barcelona implica la defensa de un discurso del beneficiado sin posibilidad de empatía y explicación de lo sucedido. América fue descubierta, las personas que vivían allí desde hace siglos actualmente deben aceptar que no existían antes, fueron descubiertas y posteriormente colonizadas. No existe otro discurso. 
    Supongo que el momento de cambio real es cuando los beneficiados no existan, no hará falta ninguna manifestación del Orgullo, Black Lives Matter, Extinction Rebellion... ni escribir esto. No existe tal cambio si un grupo de personas privilegiadas defienden sus esculturas y forman parte de las instituciones participando en el debate público de la existencia de estas mismas. Hogaño se considera la posibilidad de convivencia respetuosa, pero desearía proyectar más allá.

zeroanodino / Diego
Junio 2020

ANEXO:

    Le square Lumumba a été inauguré samedi à Bruxelles à 11H00 GMT.
BBC. Belgique : une place Lumumba inaugurée à Bruxelles. La escultura de la foto fue efímera, parece de papel maché. 
    

- Placa de un palmo ubicada en la parte posterior del pedestal del monumento de Leopoldo II en el centro de Bruselas.

- Pegatina encontrada en el barrio de Uccle, Bruselas "!Límpiate el culo con plata!" Junio 2020.